condiciones
 
GANADOR: Pablo Jonás Gómez por Equilibrio en las tablas
 

Menciones especiales :
Gabriel Cortiñas por su obra Munich ´72, Germán Federico Rosati por su obra Buscar el golpe, Carlos Surghi por su obra Melancolía del deporte, Facundo Fontela por Mismeos 2009.

PREMIO INDIO RICO 2009 - ESTACIÓN PRINGLES

 

Dictamen

 

En Buenos Aires, a los 30 días del mes de diciembre de 2009, los Jurados del Premio Indio Rico que firman el presente dictamen se reúnen para emitir fallo de acuerdo con las Bases del Premio elaboradas por Estación Pringles para la edición 2009 en el género epinicios (poemas al deporte), objeto de la convocatoria. Luego de haber leído con atención los originales recibidos oportunamente, los jurados deciden declarar finalistas a las siguientes obras, presentadas con los seudónimos que se aclaran entre paréntesis:

Equilibrio en las tablas (Constantino)
Munich ´72(Juan Ledesma)
Buscar el golpe (Marco Antonio Barrera)
Melancolía del deporte (Diomedea)
Mismeos 2009 (Siracusa)

Discutidas las obras de referencia, el Jurado decide por unanimidad otorgar el Primer Premio al libro de poemas

Equilibrio en las tablas (Constantino)

El extenso poema premiado, Equilibrio en las tablas es el que mejor transmite la pasión del deporte tramándola en una autobiografía testimonial de la Argentina joven, sus emociones y sus conflictos. Además, del conjunto de textos recibidos fue el más cercano a las expectativas clásicas del epinicio, precisamente aplicándolo a un mundo absolutamente actual. El autor de Equilibrio en las tablas (extenso poema de skate) se ha consagrado con un texto que no elude el reconocimiento de los vínculos entre su “tabla” y las tablas de la ley del orden social y de las tabulaciones clasificatorias que subordinan a los humanos. Si un joven patinador habla con la primera persona del viejo poeta, entonces el arte del skate, el equilibrio en la tabla, ¿sería la poesía? Ante el peligro de caer en la proclamación solemne, olímpica del triunfo, y ante la posibilidad de rozar la prosa, el áspero cemento de las pistas y las calles, este elogio del skate se detiene minuciosamente en las percepciones de un deporte, en el deseo de una vida, y cuenta sus avatares que incluyen el amor, el dinero, el premio al riesgo y la búsqueda del puro prestigio. Así, el oro de la victoria, la ansiedad de la competencia, la invocación a la suerte o a los dioses para ganar recuerdan aquí toda la poesía que celebró victorias.

Una vez abiertos los sobres y verificados los datos, se declara ganador del Premio Indio Rico 2009 a:

Pablo Jonás Gómez por su obra Equilibrio en las tablas.

Las cuatro menciones especiales y recomendación de publicación corresponden a:

Gabriel Cortiñas por su obra Munich ´72.
Germán Federico Rosati por su obra Buscar el golpe.
Carlos Surghi por su obra Melancolía del deporte.
Facundo Fontela por Mismeos 2009.

Lo notable es que, sin excepción, todos los participantes poetizaron el deporte desde un espacio político. La polis, el estado, la policía, el crimen, el conflicto social, la guerra revolucionaria, la nueva marginalidad urbana, son temas que, con distintos tratamientos y funciones, aparecen en todos los seleccionados. Munich 72 de Gabriel Cortiñas plantea una revisión de cierta historia donde el racismo, las migraciones, las turbulencias políticas que obligan a migrar encuentran su instancia lírica en imágenes de la naturaleza y la ciudad, la infancia y la guerra, que exhiben la maestría de alguien que organiza los frisos de un libro. Otra mención especial mereció Buscar el Golpe, de Germán Federico Rosati consagrado a rescatar la poesía intensa de la vida y los dichos de una figura inolvidable del deporte nacional. Mismeos 2009 de Facundo Fontela articula una red de poemas que hurgan en la eternidad del deporte las manifestaciones de esta contemporaneidad que ha proscripto cualquier heroísmo. También Melancolía del deporte de Carlos Surghi recupera el tono y los tópicos del clásico heroísmo, aplicándolos a un ejercicio hiperlúcido de la ironía social sobre la alienación deportiva argentina. Efectivamente, la voz y los proyectos elucidadores o “deconstructivos” de un anciano poeta (Leónidas Lamborghini), se pueden rastrear en la totalidad de las obras recibidas en este certamen que lo comprometió como jurado. La muerte nos privó de su criterio en estas deliberaciones que lo tuvo como referente ineludible. Nos parece indispensable que se hable de este certamen como Premio Indio Rico Leónidas Lamborghini.

 

  Rodolfo Enrique Fogwill   Silvio Mattoni